3 Estilos decorativos de cocina: industrial, rústico y moderno

3 estilos distintos para una reforma de cocina única

¿Estás pensando en darle un aire nuevo a tu cocina? Existen muchos estilos entre los que puedes elegir: desde el rústico hasta el más moderno e impactante pasando por el clásico o el minimalista.

Hoy, te traemos algunos consejos de la mano de Accesible Reformas para dar a tu cocina el toque que estás buscando. Nos centraremos en los estilos rústico, industrial y moderno.

¿Qué estilo decorativo va conmigo?

A la hora de hacer una reforma en tu cocina, tanto si la estancia requiere una renovación total como si el objetivo son cambios parciales en mobiliario, suelos o alicatados, uno de los primeros pasos que debes dar es pensar el estilo que quieres para que tenga el acabado que más te guste y que mejor se adapte a tus necesidades y personalidad.

Hacer un proyecto previo, que tenga en cuenta el espacio disponible, la forma de la cocina, la futura distribución y el uso, más o menos intenso, que vas a hacer de ella es una de las claves para empezar (y terminar) tu reforma con buen pie. Ten en cuenta las 10 claves para crear la cocina perfecta y acertarás.

Ante tantas posibles opciones, tener claro el estilo que quieres te ayudará a centrarte a la hora de hacer un primer diseño, y te proporcionará, de paso, una idea, también del presupuesto aproximado. Ponte manos a la obra y elige ese estilo de cocina con el que estarás seguro de acertar.

Las claves de cada estilo

No hay uno mejor que otro, es solo una cuestión de preferencias. A nivel de decoración, tienes multitud de opciones para que tu cocina quede perfecta, combinando diseño y funcionalidad, en el estilo que tú prefieras.

Una cocina rústica con ‘sabor’ de antaño

Por su encanto especial y por lo acogedoras que resultan, las cocinas rústicas vuelven a estar de moda. Si te apetece que la tuya tenga un aire natural, con cierto sabor de antaño, el rústico es tu estilo.

Para lograrlo, los muebles en madera y el predominio de los tonos claros (blancos y pastel) son el punto de partida. En cuanto al revestimiento de suelos y paredes, tienes muchas novedosas posibilidades.

Las actuales baldosas hidráulicas de imitación quedan genial si lo que se trata es evocar una antigua cocina de casa de campo repleta de encanto. Si lo prefieres, un diseño en damero, con baldosas en blanco y negro también puede resultar ideal en las cocinas más espaciosas.

No olvides la importancia de los pequeños detalles: cestas para el almacenamiento elaboradas en materiales naturales como el mimbre o la rafia, algún mueble en madera o una coqueta vitrina, que adornen aportando un toque romántico, así como colgadores donde puedas tener a mano los utensilios habituales, son solo pequeños toques que quedan especialmente bien en una cocina rústica.

Industrial, el estilo más impactante

Si dispones de espacio de sobra y te apetece una cocina tan innovadora como original, este estilo te encantará. Su secreto radica en la presencia destacada de elementos metálicos que crean el efecto de nave industrial, combinándose con otros materiales con los que logran originales contrastes.

Son cocinas muy particulares en las que es habitual conservar las tuberías y vigas a la vista o mantener el ladrillo propio de las paredes, tratándolo adecuadamente, pero sin revestirlo. Otra buena idea es optar por los azulejos tipo “metro de Londres”, pura tendencia, o por un revestimiento que imite la piedra natural, que destacará, sin duda, frente al metal o el cristal.

Los suelos en tonalidades oscuras o, al contrario, en colores vibrantes (rojo, azul, verde…) así como los electrodomésticos en acero inoxidable son también características de un estilo ideal si tienes una cocina espaciosa y de techos altos. Por último, una isla de cocción puede ser el detalle complementario para que te quede espectacular.

Una cocina moderna y funcional, un acierto asegurado

Es el estilo favorito de una gran mayoría, especialmente cuando el espacio disponible es limitado. Si es tu caso, haz tu reforma intentando aprovechar al máximo cada metro cuadrado.

Opta por colores claros, que te aporten sensación de amplitud, y elige muebles sobrios, de líneas rectas y tiradores ocultos. El orden es especialmente importante en este tipo de cocinas y los muebles de almacenamiento de gran capacidad y que ocupen lo mínimo son los más interesantes.

Una encimera en forma de L o de U, que optimice hasta el más pequeño rincón permitiéndote separar las zonas de cocción y de lavado, es la mejor apuesta para una reforma de este tipo.

 

Teniendo como punto de partida estos tres estilos básicos de decoración de cocinas, decide con cuál te quedas o crea el tuyo propio combinando los elementos que más te gusten de cada uno. Lo importante es crear un espacio personal, en el que te sientas cómodo y en el que el trabajo te resulte fácil y agradable. ¡A reformar!

Publicaciones Recientes