5 Consejos para Agradarle a los Clientes


Sin importar el tipo de contacto que tengas con los clientes, ya sea por teléfono, cara a cara, en un restaurante o una tienda, en una oficina o institución financiera, en las industria de entretenimiento o en la turística, las habilidades de servicio al cliente te ayudarán en todo.
Un cliente feliz y satisfecho es probable que vuelva a ser tu cliente en un futuro, además de contarle a todos la buena experiencia que tuvo y el buen trato que recibió.

1.Sonríe

Este es el más simple y con frecuencia el consejo más poderoso para el servicio al cliente (y para la mayoría de cualquier tipo de interación con las personas).
Sonreír. Las sonrisas son contagiosas – por lo general cuando sonríes, alguien te sonreirá devuelta. No pretendas sonreír, ni sonrías forzadamente, porque es fácil de detectar y a nadie le agrada. En cambio, relájate, haz contacto visual y regala una sonrisa natural. Esto ayudará a que el cliente se sienta a gusto y bien recibido, Lucirás como alguien amable y accesible, preparando el escenario para una interacción más positiva.
Si estas hablando con alguien por teléfono, sonríe de todas formas – tu voz suena feliz cuando sonríes. Los clientes son más propensos a querer hablar con una persona alegre, con una personalidad entusiasta y amable.

2.Escucha

Es poco probable que seas capaz de ayudar a todos tus clientes de manera efectiva si no escucha a sus necesidades.
El no escuchar puede llegar a ser muy frustrante para el cliente y puedes perder una venta o perder futuras recomendaciones. Escuchar a las necesidades del cliente, empatizar y encontrar las mejores soluciones son la clave.

3. Llámalos por su nombre

Tan pronto como recibas el nombre de un cliente, utilízalo.
Inclúyelo de forma natural a lo largo de la conversación. Además, no tengas miedo de preguntar por la pronunciación correcta. La mayoría de los clientes apreciará este gesto. Es importante que también lo sepas escribir bien.
Debes usar el nombre del cliente, pero no abusar de ello.
Las personas valoran este toque personal y siempre termina marcando la diferencia.

4.Conoce de tu negocio

Si estás lavando autos asegúrate de conocer todos los trucos y técnicas de cómo lavar cada tipo de vehículo, si trabajas como mago aprende todos los trucos más solicitados. Si trabajas como DJ ten en cuenta todo lo que podría pedir un cliente y qué tipo de música tienes que llevar. Tienes que estar seguro de que tu sabes más acerca de tu negocio que el cliente, sé capaz de responder a preguntas acerca de tu empresa y tu rubro, incluso si no están relacionados con tu campo normal de trabajo.

5.Deja al cliente satisfecho

Al igual que con la mayoría de las cosas, si terminas una conversación o venta de la forma correcta es casi seguro que te habrás ganado un cliente.
Se útil, cortés y educado – da un poco más de lo solicitado, incluso si es sólo un consejo o información adicional sobre el servicio que el cliente está comprando o interesado en comprar.
Pregúntale al cliente, “¿Hay algo más en lo que pueda ayudarte?” Responde cualquier pregunta que creas que pueda tener. Deja todo tipo de canales de comunicación abiertos para que pueda ponerse en contacto fácilmente en un futuro.

En resumen

Los clientes sin duda reconocerán cuándo están siendo tratados con cortesía, atención y consideración, lo que se traducirá en mas ventas en un futuro.

Comentarios

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *