6 errores que no debes cometer si eres diseñador gráfico, diseñador web y freelancer.

Seguramente si eres diseñador gráfico, diseñador web y freelancer, ya has cometido alguno de los errores que mencionaremos en este artículo. O quizás estás recién saliendo al mundo laboral y necesitas algunos consejos. Es por eso que con nuestros amigos de WebCreativos.cl te traemos seis consejos que te pueden ayudar a resolver varias dudas a la hora de trabajar como freelancer y a no cometer estos errores frecuentes.

1.- Siempre fija los plazos para los proyectos.

Este error es muy habitual cuando no tienes experiencia y estás recién comenzando como freelancer. Cuando un cliente te llega con su proyecto, en el presupuesto que tú le hayas brindado debes siempre colocar el plazo de realización del proyecto. Esto te ayudará a que tus proyectos sean rentables.

Este error puede que no siempre sea falta tuya sino de los clientes, que muchas veces puede que no te respondan en el plazo establecido y dejan que pasen semanas para enviarte la información que requieres para realizar su proyecto. Es por esto que es tan importante la fecha, ya que si el cliente no cumple, tú puedes dejar su proyecto o seguir siempre y cuando te cancelen una cuota adicional para así seguir con el trabajo, pero de forma no tan exclusiva si no que dándoles espacio a nuevos proyectos que te puedan salir en el camino.

2.- Nunca hagas más de lo que ofreciste como servicio.

A veces puede que al cliente no le guste tu diseño para piezas gráficas, como tarjetas de presentación o un sitio web. Para prevenir esto, te recomendamos hablar mucho con el cliente, conocerlo y entender sus ideas para que puedas graficarlas de la mejor manera posible con tus conceptos y tus conocimientos adquiridos por estudios y por la experiencia.

Así evitaras los típicos “puede correr esa figura un poco a la izquierda”, “puedes colocar esta imagen o mejor esta otra”, repitiendo estos mismos ejemplos varias veces. Esto pasa cuando tú no le indicas al cliente que tiene como opción hasta 3 o 4 modificaciones para su diseño (depende de ti) y que, si desea más, tendrá un costo adicional. Así evitaras trabajar extra y evitarás que los clientes se pasen de listos en alguna oportunidad.

3.- No permitas faltas de respeto ni un ambiente laboral conflictivo.

Este error puede ocurrir tanto por tu parte o por parte del cliente. Muchas veces puede que al cliente no le guste tu diseño y tú le respondas de mala forma al cliente, lo cual podría concluir en faltas de respeto mutuas y un ambiente laboral tenso. Te recomendamos que, si te pasa esto, te lo tomes con tranquilidad, ya que así podrás encontrar un punto común con el cliente y evitarás el mal rato.

El segundo caso es que el cliente se ponga violento por algo que no se hizo según sus órdenes. En ese caso, tú como diseñador debes dejar claro que no eres un empleado, si no que estás prestando un servicio. En estas ocasiones lo recomendable es dejar de trabajar con este tipo de clientes y devolverles el dinero si lo encuentras necesario. Por supuesto, siempre mantén la tranquilidad.

4.- No aceptes proyectos que realmente no puedes realizar.

Si en algún momento llega un proyecto demasiado grande y el dinero es mucho y esa es la razón por la que lo quieres aceptar, pero no estás capacitado para realizar ese proyecto NO LO ACEPTES. El dinero es un factor importante, pero hazte estas preguntas: ¿qué es más importante? ¿Tu reputación como profesional o tener dinero que en algún momento se acabará? Te aconsejo que seas lo más sincero con el posible cliente y eso siempre te traerá mucha más recompensa tanto ética como profesional. Además, te ahorrarás la mala experiencia que te puede ocasionar ese tipo de trabajo.

5.- Ten tus horarios laborales y orden si eres trabajador freelancer.

Cuando trabajas independiente (freelance) y además cuentas con tu propio emprendimiento, suele ocurrir que tengas un horario muy disperso. Puede que si tienes hijos comiences a trabajar más tarde o más temprano o si trabajas solo trabajas mucho hasta altas horas del día. Esto puede causar grandes problemas, ya que los clientes muchas veces pueden atribuirse algunos derechos y llamarte a altas horas de la noche o fines de semana cuando estás compartiendo con tu familia o amigos. Para evitarlo, tienes que establecer un horario de atención para tus clientes, lo cual no quiere decir que tú termines de trabajar. Esto te generará un orden y podrás ser mucho más efectivo a la hora de realizar tu trabajo.

6.- Siempre cobra el 50% por adelantado.

Uno de los errores más típicos en las áreas de diseño gráfico o web siendo freelancer es que cuando sales de la universidad nadie te enseña cómo cobrar ni cómo hablar con los clientes y dejarles los puntos claros sobre el cobro de los proyectos. No es raro que al primer proyecto freelance te confíes y comiences a trabajar sin haber cobrado un peso por adelantado.

Es aquí cuando el cliente puede comenzar a tomarse algunas atribuciones, como por ejemplo pedirte muchos cambios al diseño, o simplemente decirte que ya no quiere seguir trabajando contigo después de que tú ya hubieras realizado su proyecto.

Este error es tuyo. Recomendamos que realices un presupuesto apuntando cada elemento del trabajo que vas a realizar, con reglas o normas que el cliente también deba cumplir e indicando que para comenzar a trabajar se debe cancelar el 50% del precio. Así siempre tendrás una parte asegurada por el trabajo ya realizado y el cliente tendrá la disposición segura de terminar lo que ya canceló. En conclusión, nunca dejarás de aprender si eres diseñador freelance. Siempre ocurrirán cosas nuevas, pero esto te hará ganar experiencia para así cometer la menor cantidad de errores a través de tu carrera como profesional.

Comentarios