La personalización: tendencia top en la capacitación corporativa

En la actualidad, la experiencia personalizada de usuario es parte fundamental para el cumplimiento de los objetivos de cualquier proceso. Y es que todos queremos sentirnos diferentes, únicos y especiales. No hay nada peor que entrar a alguna compra, seleccionar un producto y empezar a recibir recomendaciones automáticas de artículos que nunca buscamos y que no están relacionados con nuestro interés inicial, ¡pésimo servicio!

Es allí donde la personalización basada en la Inteligencia Artificial (IA, por su nombre en inglés) otorga una ventaja competitiva y crea experiencias únicas. Ofrecer contenido personalizado, adaptado a los intereses, actividades y necesidades de los usuarios es clave en una era que se mueve digitalmente.

Actualmente, miles de compañías a nivel mundial usan la capacitación corporativa para proveerles a los colaboradores mayores capacidades, con herramientas que les permitan tener un crecimiento profesional y nuevos conocimientos que aplicarán en la misma compañía y en sus vidas diarias. ¿Pero será que las temáticas de capacitación que reciben son siempre las indicadas? 

Las necesidades de los colaboradores son diversas y cambian todos los días. Un asesor comercial puede necesitar hoy entrenamiento en negociación, pero mañana puede necesitar saber cómo mejorar su pitch comercial o, si en dos meses lo ascienden, deberá aprender a liderar un equipo, a cómo manejar un presupuesto o hacer presentaciones. Es evidente que las responsabilidades pueden cambiar y por ello, la formación debe pensarse de forma personalizada.

Hoy en día las nuevas generaciones asumen la capacitación tradicional como larga y poco práctica; por lo que buscan cursos más cortos y que les den herramientas para resolver problemáticas diarias puntuales. Si bien, la personalización en capacitación aún no es una práctica común, la tendencia viene gracias a la tecnología que se ha desarrollado en otras industrias que personalizan contenidos a partir del comportamiento de cada persona y de sus intereses. Ejemplos claros son lo que ofrece YouTube con videos, Netflix con películas, Amazon con libros y artículos y, hoy en día, UBits para el aprendizaje corporativo online. 

 ¿Cómo se logra esto? 

Analizando las necesidades de aprendizaje que tiene cada persona, compilar datos de los cursos que ha visto previamente y tener en cuenta variables como su cargo, el área en la que trabaja, la industria en la que se desenvuelve y la geografía. A partir de toda la información recopilada, se le recomienda a cada persona los cursos que necesitan y son de su interés. Ya se empieza a tener mayor conciencia respecto a que la personalización de la capacitación es una tendencia positiva que tiene cada vez más arraigo. Así, empresas y colaboradores tendrán una respuesta positiva en relación con su esfuerzo y las tasas de cumplimiento en los cursos serán más altas. La personalización basada en la IA tiene un potencial infinito y debemos sacarle el máximo provecho, sea cual sea el entorno de aplicación. 

Comentarios