Las consultas remotas pueden ayudarte

Así como te estás acostumbrando a adaptarte, los clientes también. Nuestro equipo ha estado observando estadísticas y ha notado que los clientes están contratando servicios y consultas de forma remota más que nunca. Los clientes comparten las mismas preocupaciones de seguridad que los profesionales y están dispuestos a hacer los ajustes necesarios para completar sus proyectos.

Conclusiones rápidas para profesionales en categorías que permiten el trabajo remoto:

  • Menciona consultas remotas disponibles en tu perfil y en tu primer mensaje a los clientes
    • Por ejemplo, dile a los clientes si puedes darle una cotización para el trabajo (¡o incluso hacer el trabajo! a través de una llamada telefónica o videollamada)
  • Explícale al cliente que de todas formas puedes entregarle valor y ayudarlo de forma remota, puedes utilizar los siguientes punto para explicarle esto.

Las consultas remotas son particularmente útiles mientras practiquemos el distanciamiento social, pero también es un servicio valioso para los clientes en circunstancias normales.

  • Puedes ayudar al cliente a comprender si necesita tener a alguien de inmediato, o puede esperar ya que no es algo urgente. Esto los tranquiliza.
  • Si el trabajo puede esperar, podría ser prudente agendar el trabajo cuando la crisis actual vaya terminando.

Es posible que puedas capacitar a los clientes para que se encarguen ellos mismos de algunos trabajos. Aquí tienes algunas consideraciones para realizar una consulta remota de este tipo:

  • Establece expectativas con el cliente por adelantado:
    • Si puedes asesorar a un cliente para que él mismo haga el trabajo, asegúrate de que el cliente se sienta cómodo pagando por este servicio.
    • ¿Cuál es el siguiente paso si el trabajo hecho por el cliente durante la asesoría no sale según lo planeado?
    • El tamaño y la complejidad del trabajo son importantes
    • ¿Tiene el cliente las herramientas y piezas adecuadas?

¿Cómo se compara lo mencionado en este articulo con lo que estás viviendo día a día con los clientes? ¿Cómo abordas sus necesidades y preocupaciones? ¿Qué has estado escuchando de otros profesionales de tu sector?

Si pones en práctica algunas de estas sugerencias, asegúrate de informarnos cómo las personalizaste para tu negocio y cuáles fueron los resultados.

Comentarios