¿Qué es lo que hace a un alimento para perros de alta calidad? Guía para seleccionar el mejor alimento para tu perro.

La alimentación de tu perro es clave para aportarle la calidad de vida que merece. Su desarrollo, crecimiento y su salud, dependen en buena parte de su alimentación. Por eso conocer cuáles son los mejores alimentos para perros es la clave para su bienestar.

El mercado nos ofrece centenares de alimentos diferentes. Distintos ingredientes, distintas marcas y sobre todo de distintas calidades. En el artículo de hoy te daremos las claves para poder elegir los mejores alimentos para perros sin dejarte llevar por lindos empaques o etiquetas engañosas. ¿Listo? Comenzamos.

¿Qué componentes debe incluir un buen alimento para tu perro?

¿Qué necesita comer un perro? Esta es la pregunta de la que debemos partir para seleccionar el mejor alimento para perros.

Los perros descienden del lobo. A pesar de haber sido domesticados, conservan las necesidades biológicas de su alimentación natural. Si tu perro aún viviera en estado salvaje… ¿Qué alimentos escogería de la naturaleza? Estamos más que seguros que serían los siguientes:

  • Carne (preferiblemente fresca).
  • Vegetales y frutas.

Por lo tanto, cualquier alimento para perros de calidad debe contener estos componentes que tu perro elegiría por sí solo, tanto en la naturaleza como si pudiera pararse frente al escaparate de la tienda.

Pero, lamentablemente, no todo es tan sencillo, estimado lector. Muy pocos alimentos para perros contienen vegetales y frutas y los que sí los incluyen suelen ser los de rango de precio más elevado.

Lo más común es que solo incluyan pulpa de remolacha. Prácticamente todas las marcas lo hacen para garantizar la cantidad de fibra necesaria.

Y respecto de la carne ¿qué debo tener en cuenta?

Este sí que es el componente clave por las proteínas que contiene. Por eso, si deseas que tu perro esté activo y contento, no debe faltar.

La carne debe ser el componente principal de cualquier alimento para perros. ¿Por qué? Bueno, porque la proteína es clave para la nutrición de estos animales. Cuida sus músculos y su sistema inmunitario. Los mantiene saludables y garantiza su fuerza, energía y movilidad.

Y aquí debemos hacer una advertencia fundamental: ¡mucho cuidado con las etiquetas! Los fabricantes de alimentos para perros saben, tanto como nosotros, qué alimento necesita tu perro. Pero también por razones de negocios (que desconocemos y no valdría la pena analizar aquí) prefieren reemplazar la carne por otros componentes.

Para leer una etiqueta debes tener en mente los siguiente:

  1. El orden de los ingredientes: las marcas están obligadas a ordenar los componentes según la cantidad. Es decir que el primero es el principal y luego continúan los siguientes en orden decreciente.
  2. La forma en que se describen los ingredientes: muchas marcas, para poder colocar la carne en primer lugar, separan los cereales en subcomponentes. Intentan que parezca que no son el ingrediente principal, pero lo siguen siendo. Veamos algunos ejemplos:
    • Carne de pollo 23%, maíz 17%, almidón de maíz 8%.
    • Carne de pollo 17%, carne de cordero 7%, trigo 15%, gluten de trigo 7%, maíz 7%.

En estos dos ejemplos, la carne no es el principal componente del alimento para perros. Quieren hacernos creer que lo es, pero el principal son los cereales. Simplemente los separan para intentar confundirnos. Por eso por favor muy atento a estos truquillos comerciales.

¿Qué carne es la adecuada para tu perro?

Existen dos variables principales para valorar la mejor carne para tu amigo más fiel:

En función a las proteínas:

Los distintos tipos de carne tendrán distinta cantidad de proteínas. Veamos un listado de las más utilizadas:

  • Pollo 20-22 grs. proteína / 100 grs.
  • Pavo 22-24 grs. proteína / 100 grs.
  • Pescado blanco 15-18 grs. proteína / 100 grs.
  • Pescado graso 18-22 grs. proteína / 100 grs.
  • Cordero 15-17 grs. proteína / 100 grs.
  • Ternera 20-22 grs. proteína / 100 grs.

Un consumo de proteínas alto será clave para tu can. Por eso, no solo debes fijarte en qué lugar de la etiqueta figura la carne buscando que sea el principal, sino también elegir el tipo de carne que aporta la cantidad de proteínas que tu perro necesita.

En general, la mayor cantidad de alimentos para perros utilizan el pollo y el pavo como principal carne.

En función al tipo:

¿Carne fresca o deshidratada? Pues bien, toda la carne se deshidrata durante el proceso de producción del alimento para perros. Por eso, otra advertencia: ten en cuenta que las etiquetas que ya te hablan de carne deshidratada te están diciendo la cantidad final de carne que contiene el alimento para perros.

En cambio, las que te hablan de carne fresca están abultando la información ya que la carne fresca pierde toda el agua en el proceso. Por lo tanto 100 grs. de carne fresca terminarán siendo mucho menos al finalizar la producción.

Sin embargo, también debemos decirte que la carne fresca es la mejor para tu can. Por eso es bueno elegir alimentos para perros que la contengan. Para dejarlo claro: es mejor un alimento para perros que tiene como componente la carne cruda y la deshidrata en el proceso que otro que usa carne ya deshidratada como ingrediente.

Carbohidratos… ¿Necesarios o no?

En principio te diremos que sí, que claro que son necesarios para tu perro. Pero hay varios tipos de carbohidratos. Veamos:

  • Carbohidratos de absorción rápida o simples: el cuerpo no debe realizar mucho esfuerzo para transformarlos en energía. Los niveles de azúcar se equilibran más rápido y se acumulan las grasas.
  • Carbohidratos de absorción lenta o complejos: el cuerpo debe transformarlos primero en simples. En este proceso se libera poco a poco el azúcar y lo convierte en energía.

¿Cuáles son buenos para tu perro? Los mismos que para ti o cualquier humano: los carbohidratos complejos. Por lo tanto, debemos buscar alimentos que contengan este tipo de nutrientes. Algunos ejemplos:

  • Cereales integrales (entre ellos arroz).
  • Legumbres.
  • Verduras (coles, brócoli, coles de bruselas, espinaca, acelga, puerro, etc.)
  • Frutas (plátano, peras, higos, ciruelas, fresas, cerezas, frutos rojos)
  • Raíces y tubérculos (por ejemplo, remolacha y zanahoria).

Casi todos los alimentos para perros incorporan fibra de remolacha, muchas veces de su raíz. También legumbres y algunos cereales integrales. Todo esto es bueno para tu perro. Pero no lo son tanto los alimentos que incorporan yuca, patata y demás carbohidratos simples.

¿Y qué hay de los famosos cereales?

Bueno, te diremos lo siguiente: los cereales son famosos en los alimentos para perros pero no por buenos motivos, todo lo contrario. No son nutrientes que tu perro necesite. Es más, suelen ser malos para él y causantes de las principales intolerancias alimentarias.

Pero sí son súper necesarios para los productores de alimentos para perros porque abaratan mucho sus costos. Por eso, muy difícilmente encontrarás alimentos para perros sin cereales. Solo marcas muy orgánicas y atentas a la necesidad biológica de tu perro.

Por lo tanto, intenta elegir alimentos para perros con bajo porcentaje de cereales y en lo posible busca que sean integrales.

Finalmente… hablemos sobre aditivos.

Bueno, no siempre los aditivos son malos para tu perro. Los hay naturales y químicos. No hace falta que te digamos que los naturales son los buenos. Un alimento para perros enriquecido con vitaminas y minerales o ácido Omega 3 será bueno para tu perro. No así, los que incluyen colorantes, saborizantes o conservantes artificiales.

Entonces… ¿Qué componentes no debe contener un alimento para perros de buena calidad?

Hemos visto ya algunos componentes que pueden ser malos para tu peludo amigo. ¿Cierto? Pongámoslo en limpio para que quede bien clarito:

  • Carbohidratos simples.
  • Cereales, a menos que sean integrales.
  • Subproductos animales: se trata de todos los subproductos de la carne no aptos para consumo humano (de muy mala calidad).
  • Proteínas vegetales: las proteínas son buenas en función al valor biológico que ofrecen y a su digestibilidad. Las animales tienen un 90% de valor biológico y las vegetales solo 50%. Además, la digestibilidad de las proteínas vegetales no es adecuada para tu perro.
  • Colorantes, saborizantes ni conservantes artificiales.
  • Exceso de aditivos.
  • Exceso de grasas.

Lo que no puede faltar en un alimento para perros de calidad

¿Frente al stand del supermercado? ¿Rodeado de marcas de alimentos para perros y de cientos de variedades? ¿Intentando interpretar etiquetas confusas? Ya no te preocupes. Simplemente, elige la marca que ofrezca en su etiqueta lo siguiente:

  • Carne animal como principal componente real (si un porcentaje de ella es fresca tanto mejor.)
  • Carbohidratos complejos.
  • Frutas y verduras
  • Minerales como el zinc, calcio, etc.
  • Ácidos grasos omega.
  • Cereales integrales (nunca como componente principal).

Conclusión

Elegir el un buen alimento para perros para perros implica identificar los nutrientes esenciales para el bienestar de tu compañero y listar todas sus necesidades particulares. Si bien las etiquetas pueden ser engañosas, cuando reconozcas con claridad los ingredientes necesarios, no te dejarás llevar por información confusa.Existen muy buenas marcas de alimentos para perros que pueden ofrecerte todo lo que necesitas, incluso muchas que no son para nada famosas. Otras grandes marcas, por el contrario, pueden sorprenderte mucho luego de echar un vistazo a sus componentes. Simplemente se trata de estar informado y elegir con criterio. Ya verás, no será nada difícil.

Comentarios