¿Quieres tomar clases de canto? Aquí te contamos cómo encontrar a un gran Instructor


Muchos de nosotros amamos cantar nuestras canciones favoritas en la ducha o en el auto, pero enmudecemos cuando hay otras personas alrededor. Si realmente amas cantar, ¿por qué no considerar tomar lecciones? Después de todo, las lecciones de canto pueden beneficiarte de muchas maneras. Por ejemplo, pueden ayudarte a desarrollar tu talento natural, aumentar la función cerebral, afinar tus habilidades auditivas, ayudarte a superar cualquier temor a actuar en público y brindarte una herramienta para expresar tus emociones de forma saludable.
Hablamos con nuestros profesionales en 2×3 para averiguar qué sucede en las clases de canto y cómo encontrar a un buen instructor. No te preocupes si crees que no puedes cantar, la mayoría de las personas tiene una buena voz, pero se desaniman cuando les dicen que no es así. Puede que no termines en”The Voice”, pero al menos no sentirás que tienes que subir las ventanas del automóvil cuando estés cantando.

Busca un instructor que pueda ayudarte a lograr tus objetivos

Lo mejor que puedes hacer es ser muy honesto con respecto a cuáles son tus objetivos, de esta forma, es mucho más probable que encuentres un maestro que pueda ayudarte a alcanzarlos. Toma en cuenta el estilo de tu instructor, por ejemplo, si se especializa en clásicos o Broadway, no tendrá mucha experiencia instruyendo alumnos que tienen por objetivo convertirse en estrellas del pop. Probablemente tu instructor te instará a completar un cuestionario antes de iniciar cualquier contrato, de esta forma podrán decidir juntos si es apto o no para el trabajo.
De lo que realmente se trata de todos modos es del nivel de compromiso adquirido. Pero no te preocupes; incluso si tomar clases de canto va a ser más un hobby para ti, hay alguien por ahí perfecto para enseñarte. Solo tienes que ser honesto y directo sobre lo que esperas obtener de la experiencia.

No tengas miedo de probar con varios instructores

Cuando buscas a un nuevo maestro, tienes que verificar si son compatibles. Debes tomar algunas lecciones para que tengas una idea del enfoque del docente y para que el instructor también aprenda sobre tu tipo de voz. Después de tres lecciones generalmente se puede decir si el maestro es apasionado o si está allí para ganar dinero. ¿Muestra entusiasmo?, fíjate en ello porque realmente se trata de cómo te conectas. Y si no son adecuados para ti o si no estás seguro, deberías salir y probar con otros profesores. Tal vez regreses o tal vez encuentres a alguien mejor. Sin embargo, al final no debes quedarte automáticamente con el primer maestro que conozcas a menos que realmente te conectes y sientas que encaja perfectamente contigo, tu estilo y objetivos.

Vuelve a evaluar a tu instructor luego de unos meses

Lo más importante de tu entrenador de canto es que logres conectar con él y mantengan una relación positiva, pero también debes asegurarte de que el instructor pueda adaptarse a tu voz. Si te están enseñando lo mismo a todos, esa debería ser una señal de advertencia. También te puedes tomar unos meses para realmente hacerte notar, ahí es cuando la instructora podrá saber más sobre ti y podrá guiarte mejor pero si lo has dado todo por unos meses y no estás mejorando, debes irte y buscar otro maestro. No tengas miedo de decir que quieres seguir buscando. Es difícil tener esa conversación, pero es tu voz y tu carrera. Y también es importante recordar que aprendes algo diferente de cada instructor, por lo que incluso si has tenido una gran experiencia, no viene mal probar con alguien nuevo.

Encuentra a un instructor que esté entrenado y continúe trabajando en su capacitación

Hay muchos instructores que no están realmente entrenados. Enseñar a cantar es una habilidad que debes aprender, pero también debes tener oído. No importa si tu instructor tiene 30 años enseñando, si no trabaja en su capacitación personal probablemente pierda forma. No se trata solo de realizar ejercicios, sino de averiguar qué ejercicio necesita un individuo. Si un ejercicio no funciona, tienes que buscar nuevas maneras. Por lo tanto, es recomendable buscar a un instructor que tenga experiencia. Aunque tampoco se resume sólo a eso, también debes buscar a alguien que sea positivo, realista y que sea honesto y te diga realmente cuánto necesitas practicar. También debes sentir que estás en un entorno seguro para aprender. Quieres un estudio cómodo y quieres a alguien que sientas que te escucha. No importa qué hagas, no debes aceptar ningún tipo de gritos o menosprecio. La dureza realmente nunca funciona.

Cantar es mucho más que sólo eso

Tardas 30 minutos trabajando en ejercicios de calentamiento, luego 30 minutos en la elección del repertorio y además también debes trabajar en la respiración. Debes entender cómo respirar, porque hay una corriente constante de aire que debes expulsar de forma controlada para cantar correctamente. La tensión en la mandíbula también se interpone en el camino, por lo que debes conocer los ejercicios que cambian tu memoria muscular. Básicamente si quieres convertirte en un mejor cantante, vas a tener que invertir tiempo y esfuerzo en ello, no todo es diversión y música.

Se honesto acerca de cuánto tiempo puedes comprometer

El tiempo y dinero son factores importantes a la hora de determinar cuánto vas a mejorar. Algunos estudiantes toman clases de canto una o dos veces por semana y la sugerencia es practicar por lo menos una hora todos los días. Trabajar en los ejercicios de canto es vital, sin embargo muchas personas no saben cómo hacerlo, eso lo aprenderás en clases. Los estudiantes que realmente mejoran son aquellos que practican dura y constantemente.

Recuerda: Cualquiera puede beneficiarse de las lecciones de canto

Desde personas que quieren montar un show para su trabajo o proyecto universitario, hasta individuos comprometidos que quieren llegar al estrellato o simplemente tener una carrera exitosa dentro de la música. Cualquiera puede beneficiarse al tomar clases de canto, sea para reforzar o conocer nuevas técnicas o para ganar confianza y disciplina. ¡Atrévete!

Comentarios

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *