Se mojó mi teléfono, ¿qué hago? 4 recomendaciones de un técnico.

Entrar corriendo al mar y darte cuenta de que llevas el teléfono en el bolsillo. Ser empujado a la piscina con el teléfono en la mano. Hacer un movimiento rápido y que el teléfono acabe dentro del inodoro. Darle un golpe a la taza de café y derramarlo sobre el teléfono. Todos alguna vez lo sufrimos o conocemos a alguien a quien le haya pasado. 

¿Pero qué probabilidades tenemos de salvar nuestro teléfono cuando está mojado? ¿Hay algo que podamos hacer en el momento para recuperarlo? Para saberlo, entrevistamos a Nicolás, jefe técnico de reparaciones del servicio técnico Teveo Tecno y nos dio sus recomendaciones. Presta atención para actuar con velocidad la próxima vez que suceda una tragedia como esta.

La primera recomendación es apagar el teléfono y llevarlo inmediatamente a un servicio técnico. Allí podrán intervenir rápidamente y evitar daños más graves o permanentes. Sí, como con una emergencia de salud, cuanto más pronto llegues al hospital, más probabilidades habrá de salvarlo.

¿Pero qué pasa si ocurre por la noche, un domingo o día festivo? Entonces deberás aplicar algunas maniobras de emergencia temporales hasta que puedas llevarlo a un servicio técnico.

4 pasos para salvar tu teléfono

Lo primero que debes hacer urgentemente es apagar el celular.

“El líquido es conductor, por lo que si el teléfono está funcionando, el líquido hace que distintos componentes que no se deberían conectar se conecten y esto genera cortocircuitos, dañando el teléfono”.

Drenar la mayor cantidad de agua posible.

Con movimientos suaves, agitar el móvil en posición vertical para ayudar a que el agua salga de su interior a través de los puertos ubicados en la parte inferior.

Extraer la tarjeta SIM, memoria, batería y cualquier otra parte extraíble del teléfono.

Frotar las partes que acabas de extraer suavemente sobre una toalla para secarlas. Algunos celulares vienen sellados, como iPhone, Samsung y Motorola. Para extraer los componentes, es necesario abrir el módulo o pantalla, lo que requiere tener un conocimiento técnico para no romper el dispositivo. En estos casos, se recomienda solo extraer los componentes más accesibles sin abrir el teléfono y dejar que el servicio técnico haga este trabajo. De todas formas, esta característica hace que estos dispositivos sean más resistentes a los daños por líquidos.

Sumergir el móvil en arroz.

¿Al final es cierta la creencia popular de que el arroz puede arreglarlo? En parte sí y en parte no, sugiere el técnico. “Sumergir el teléfono en arroz ayuda a absorber la humedad, pero esto es una medida temporal. Si bien el arroz absorbe la humedad, no tiene un componente sanador. En el interior del teléfono normalmente suele quedar sarro o restos del líquido que van corroyendo el equipo, puede ser azúcar, salitre, calcio, etc., y estas sustancias comienzan un proceso de oxidación”. Así que esta es una medida recomendada de manera temporal, hasta poder asistir al servicio técnico de confianza.

¡Esto es todo por hoy! Esperamos que recuerdes estos consejos, para que cuando ocurra un accidente con un celular y agua, no entres en pánico y sepas cómo actuar.

Comentarios